BOMBEROS DE ANTOFAGASTA TRABAJO DURANTE SEIS HORAS EN GRAN QUEMA DE BASURA.

04Oct 2016

La emergencia comenzó cerca de las 23:30 horas del lunes 3 de octubre, cuando un llamado a la central de alarmas del Cuerpo de Bomberos de Antofagasta, daba cuenta de una gran quema de basura en el sector del barrio industrial La Negra. En primera instancia tres fueron las unidades enviadas, se trata del carro de Cuarta Compañía “Bomba Arturo Prat”, el camión aljibe de Décima Compañía “Bomba Antonio Rendic”, y el carro porta escala de Segunda Compañía “Salvadores y Guardias de Propiedad”

Ya en el lugar y mientras los voluntarios comenzaban a trabajar, el tercer comandante Reynaldo Rivera decidió declarar la primera alarma de incendio, debido a la lejanía del lugar y, sobre todo, a la gran carga de fuego que había; esto último debido a la extensión de la basura y a que el material que se quemaba eran decenas de neumáticos en desuso y gran cantidad de plástico acopiado en un sito que eriazo. Además había peligro de propagación hacia tubos de polietileno de alta densidad (HDPE).

Una emergencia que derivo en el envío de otros carros de apoyo, como la segunda unidad de Cuarta Compañía, el carro de Quinta compañía “Nicolás A. Tirado” para el suministro de aire y la unidad de rescate de Segunda Compañía.

Si bien el material que posee el Cuerpo de Bomberos de Antofagasta permite combatir incendios de gran magnitud, la alta combustión de los elementos que se quemaban obligó a solicitar más apoyo, esta vez a la Oficina Nacional de Emergencias de Antofagasta (ONEMI). Pese a que se informo que el organismo realizó las coordinaciones respectivas para el envío de carros aljibes, estas máquinas nunca llegaron, por lo que bomberos de Antofagasta debió redoblar sus esfuerzos, trabajando hasta cerca de las cinco de la mañana del martes cuatro de octubre, hora en la que recién se logro controlar del todo la emergencia, la cual no ponía en peligro empresas o inmuebles cercanos, pero si comprometía el medio ambiente, además la dirección del viento podría haber llevado la gran columna de humo hacia la carretera, generando así la posibilidad de otras emergencias, como accidentes de tránsito.

Situación compleja, puesto que además de los voluntarios que trabajaban arduamente en el siniestro, las compañías que permanecieron en Antofagasta debieron aumentar su personal de guardia, para así no descuidar la seguridad y tranquilidad de la ciudad.

Una noche complicada desde el punto de vista logístico, pero que de todas formas Bomberos de Antofagasta pudo controlar, eso sí, con un gran esfuerzo por parte de todos los voluntarios que día a día se comprometen con la ciudadanía

Bomberos Antofagasta © 2021