10 años del fallecimiento del último mártir de bomberos

08Mar 2017

Primera Compañía con motivo de recordarse los 10 años del fallecimiento del Director y Capitán Honorario Manuel Alejandro Olivera realizará un oficio religioso y una romería al Cementerio Municipal.

La Directora de Compañía, Zulema Guerra Leytón señaló que el oficio religioso se realizará en el Salón de Honor de la Compañía, que lleva el nombre del Mártir Olivera, para posteriormente dirigirse hasta el cementerio Municipal, para rendirle los Honores correspondientes.

LOS HECHOS

Un 8 de marzo del 2007, dejaba de existir en el Hospital Regional Dr., Leonardo Guzmán, el Director y Capitán Honorario de Primera Compañía de Bomberos de Antofagasta, hoy Mártir Manuel Olivera Jorquera.

Olivera nació en Antofagasta el 10 de enero de 1937 y con sólo 20 años, ingresó a su querida “Bomba Antofagasta” un 3 de julio de 1957.

Rápidamente Manuel Olivera y por su carácter especial, le hizo conocido entre sus compañeros bomberos como “El car’e guapo”. Fue escalando puestos, siendo Ayudante de compañía., Teniente, Tesorero, y Director hasta convertirse con los años en Capitán Honorario, y estaba a la espera de recibir su medalla por 50 años, la que lamentablemente no alcanzó a recibir en vida. Al momento de su deceso, ostentaba el cargo de Director de Compañía.

Pese a su rudeza, Olivera, era una persona noble y de buen corazón, amigo de sus amigos y pese a que ya peinaba canas y con 70 años a cuesta, no era raro verlo pitonear como un bombero de 20.

Sus más cercanos, señalaron que Olivera sólo estaba esperando el 30 de junio, Día Nacional del Bombero, para recibir su tan anhelada medalla por 50 años, sin embargo el destino le tenía deparado enviarlo el 31 de enero del 2007 a un llamado de incendio, del que no volvería nunca más.

El Mártir Manuel Olivera se encontraba en su casa, cuando a través de su radio personal, escuchó a la Central de Alarmas, y posteriormente la sirena, anunciando un incendio. Como siempre, tomó su equipo, más presuroso que nunca, porque el siniestro era a pocas cuadras de su hogar.

Una vez en el lugar de la emergencia, comienza la batalla contra el fuego, como lo hizo durante sus 49 años de servicio. Trabaja como un bombero más en el interior de la vivienda, cuando toma la decisión de salir a buscar una herramienta al exterior.

Al estar en la calle no se percata que un cable eléctrico de alta tensión cae producto del fuego, justo en los momentos que el capitán Honorario pasaba por ahí, pese a que se encontraba equipado, recibió un descarga eléctrica que lo hizo caer al suelo. Sus compañeros intentaron ayudarlo, sin embargo todo fue en vano, la vida del bombero Olivera se comenzaba a extinguir.

Personal especializado del Samu intentó en varias ocasiones reanimarlo, hasta que logran estabilizarlo y lo trasladan hasta el Hospital Regional Dr., Leonardo Guzmán, donde permaneció en la UCI, Unidad de Cuidados Intensivos, hasta el día de su muerte.

Sin embargo su espíritu luchador tal como lo demostró en sus 49 años como bombero, dio dura batalla, durante 37 días logró esquivar la muerte, sin embargo su cuerpo mal trecho por las quemaduras, no pudo seguir luchando y perdió la vida un 8 de marzo del 2007, cuando los relojes indicaban las 16,55 horas,.

Su destino le tenía deparado convertirse en el sexto mártir de Bomberos de Antofagasta, cumpliendo su juramente de casi 50 años, “Dar la vida si fuese necesario”, un bombero valeroso, con una larga trayectoria.

Los actuales bomberos deben sentirse orgulloso de este hombre que dio la vida por sus semejantes y por su institución, especialmente los integrantes de su amada Primera Compañía.

Manuel Olivera se unió a la legión de los Mártires de Bomberos de Antofagasta, y desde allí arriba, debe estar orgulloso mirando sus compañeros, junto a Calletano Marletti de Segunda, Orlando Varas, y Abilio Valdés de Sexta, Nicolás Soljan de Tercera y Carlos Oyarzún también de Primera Compañía.

Bomberos Antofagasta © 2021