Gastón Pasten: 65 años como bombero, ejemplo para las nuevas generaciones

Para el bombero más longevo de Antofagasta, sus 65 años en la institución y los 82 años de vida, no son impedimento para dejar de participar en las filas de su querida Primera Compañía, hoy no concurre a las emergencias, sin embargo continúa activamente asistiendo a las reuniones, formaciones y ejercicios de su querida “Bomba Antofagasta” e incluso a actividades del Cuerpo de Bomberos.

Luis Gastón Pasten, no es un más en el Cuerpo de Bomberos, y tampoco pasa desapercibido para las nuevas generaciones, además es Bombero Insigne de los Cuerpos de Bomberos de Chile, y primera lista de la institución.

Pasten ingresó a la edad de 18 años a su querida Primera Compañía, “Bomba Antofagasta”, donde tiene todo el respeto de sus compañeros de ideales, su primer amor fueron los bomberos, como él mismo lo reconoce, fue tal el cariño hacía la institución que durante sus largos 65 años ha ocupado distintos cargos entre los que destacan haber sido miembro de la Junta de Contabilidad, del Consejo de Disciplina, Ayudante de Compañía y Teniente Cuarto, de igual forma se le ha otorgado variados reconocimientos por sus años de servicio, siendo declarado Hijo Ilustre de la ciudad de Antofagasta en el año 2013 por la Alcaldesa Karen Rojo Venegas.

El interés de Gastón Pasten por formar parte de esta noble Institución se remonta al año 1950 cuando exactamente tenía 15 años, en ese entonces vivía en calle Sucre con Latorre, específicamente en un segundo piso de la residencial de la familia Linche, en las cercanías de lo que hoy es el Cuartel General de Bomberos, Pasten recuerda que “en las noches era imposible no escuchar a la “llorona”, cada vez que la sirena se activaba, yo salía por el balcón a observar a los Bomberos que de forma apresurada y a medio vestir llegaban en las Victorias, algunos en los Ford A (automóviles de la época) y otros en bicicletas: Así observaba a los bomberos antofagstinos, soñando con algún día vestir la casaca roja de la Primera y veía a estos hombres con gran esfuerzo sacar el carro”Brodway” a empujones y yo me quedaba muy impresionado de que después estos llegaran a los incendios“.

Es así como Gastón Pasten fue acumulando cariño hacia la Institución, cada vez con una mayor participación y protagonismo, siempre presente en las Kermese, desfiles  y en cada situación en las que los bomberos necesitaban su apoyo.

El 23 de agosto de 1953 es el día más importante para este longevo bombero, ya que es esa fecha obtuvo la mayoría de edad pudiendo desde ese instante integrarse a la fila de Primera Compañía de Bomberos, la cual lo ha cobijado en en su cuartel desde el primer día hasta el día de hoy. No solo recuerda esos días con alegría, sino que con un gran orgullo, ya que ha podido presenciar a través del tiempo todos los avances de “los profesionales de la emergencia” los que comenzaron con precarios equipos y vehículos, de ser esta disponibles las 24 horas del día, a ser rescatistas de diferentes especialidades, como de rescate vehicular, marítimo, sustancias peligrosas, en altura, etc. Pasten recuerda que en antaño eran muy limitados, lo cual hacía más complicado el trabajo de los bomberos.

El rápido compromiso con el uniforme logró marcar presencia en los pasillos de la compañía, obteniendo la amistad y admiración de muchos de sus compañeros y superiores, de igual forma este afecto ha sido de forma recíproca, Don Gastón (como le llaman sus compañeros de ideales) hoy recuerda a aquellos bomberos que en alguna oportunidad le tendieron su mano, consideración y simpatía, a su mente vienen nombres como el del Comandante Alfonso Infanta Guerrero de la Quinta Compañía, Nicolás Soljan Stambuk de Tercera Compañía, el ex superintendente Fernando Jara del Solar, Ismael Giménez y a Juan Fernández, este último en calidad de Comandante le salvó la vida en un incendio, recuerda hoy Pasten.

A través de los años Gastón Pasten no solo marcó de manera individual a la “Bomba Antofagasta”, sino que obtuvo el gran privilegio, a sus 40 años, de dirigir a un grupo de Cadetes, dejando su huella plasmada en cada una de las enseñanzas y lecciones que entregó con tanta dedicación a estos 12 jóvenes que aspiraban a ser Bomberos, hoy en día la mayoría de ellos pertenecientes a diferentes Compañías poniendo en desarrollo todo lo  aprendido que fue  transmitido por su instructor, el Bombero Insigne con gran emoción recuerda que,  “me sentí feliz de tener a estos niños y de poder tener la opción de ayudar en su formación profesional, es un gran orgullo para mí que ahora ellos sean unos excelentes profesionales de la emergencia”.

Con todas las emergencias y experiencias llevadas sobre sus hombros y el claro compromiso que ha demostrado a través de sus 65 años de servicio, Luis Gastón Pasten nos deja los siguientes mensajes, “Primero quiero destacar la gran labor que realiza nuestro actual superintendente, Paulo Rodríguez Tófalos, él ha llevado con mucho cariño al cuerpo adelante, es un hombre con mucho empuje y entusiasmo, ojala siempre estemos apoyando a los que están a la cabeza de nuestra Institución, además quiero pedir una especial ayuda a las empresas de nuestra ciudad, que nos tiendan una mano porque tenemos muchos problemas de materiales, nuestros equipos están en constante deterioro, necesitamos que nos cooperen para que podamos realizar un completo trabajo y no pongamos en riesgo a nuestros Bomberos. Por último hago un llamado a los jóvenes y señoritas, para que ingresen al Cuerpo de Bomberos, esta institución los necesita, Antofagasta ha crecido mucho, para el lado norte, donde pronto se reabrirá Séptima Compañía, por eso necesitamos que los jóvenes que se integren, los Bomberos no recibimos sueldo actuamos por satisfacción y alegría, las puertas del cuartel siempre estarán abiertas las veinticuatro horas del día, vengan y serán bienvenidos”.

La institución Bomberos de Antofagasta, siempre se enorgullece de tener hombres como Luis Gastón Pasten, que pese a sus años y a su avanzada edad, siguen participando activamente en las filas de los otrora “Caballeros del Fuego“.

Las actuales autoridades y cada uno de los integrantes de esta noble institución bomberil, y en forma especial quienes conocen a Don Gastón siga entregando su vida como testimonio directo de esa fidelidad y dedicación que demostró tener desde el primer día, cuando solo era un joven de 18 años con amplias aspiraciones, sueños y metas que logró cumplir dentro de su querida y amada Primera Compañía, y en el Cuerpo de Bomberos de Antofagasta.

¡¡¡ DON GASTÓN UNO GRANDE ENTRE LOS GRANDES !!!

Depto de prensa CBA
Reportaje: Ramón Zúñiga (periodista en práctica)
Textos: Ramón Zúñiga-Román Hernández
Fotos: Archivo Román Hernández