Bomberos se capacitó  para atender emergencias vehiculares con automóviles eléctricos

-Cinco compañías asistieron a la jornada de inducción en la empresa Nissan, la que les permitió adquirir los conocimientos para trabajar en  caso de accidente que se vea involucrado un vehículo eléctrico.

Todos los vehículos motorizados tienen un riesgo de incendio, ya sea por accidente automovilístico o por fallas en el sistema eléctrico. Bomberos sabe cómo actuar y extinguir el fuego. El motor de un automóvil convencional funciona con líquidos o gases inflamables, mientras que los eléctricos poseen baterías de iones de litio. Si bien éste tipo de móvil no es tan frecuente verlo en las calles, la tecnología y modernidad han hecho que comiencen a aparecer porque las empresas ya los están comercializando. Por eso saber cómo actuar ante un accidente que involucre a un automóvil con estas características es fundamental.

Nissan Chile ya vende este tipo de vehículos y está a punto de entregar uno a un cliente antofagastino, por eso extendió una invitación a Bomberos de Antofagasta para capacitar al personal con la idea de entregar los conocimientos necesarios ante una situación de emergencia.

Christian González Weber, Comandante del Cuerpo de Bomberos de Antofagasta agradeció  a Nissan Chile la invitación y señaló, “esta capacitación iba orientada básicamente a que las compañías que interviene  en el rescate vehicular tengan los conocimientos para poder actuar ante la posibilidad que uno de estos vehículos tenga un accidente y el personal pueda hacer las operaciones de extricación  y extinción en caso que el vehículo tenga algún problema con fuego”.

El peligro con los motores de los vehículos eléctricos es que si los separadores entre ánodo y cátodo están rotos, se produce una reacción química y los gases ocupan cada vez más espacio, generando a la vez mayor calor por lo que la batería puede terminar agrietándose y liberando todos estos gases con el resto de los componentes, como el litio a temperaturas que podrían alcanzar hasta los 600 grados.

Si bien estas baterías se ubican en lugares estratégicos de los automóviles, para que en caso de un choque evitar que se vean afectadas y dañadas, es una situación que puede ocurrir, de ahí la importancia de esta nueva capacitación que recibió Primera, Tercera, Cuarta, Quinta y Octava Compañías, las que precisamente acuden e interviene directamente en los accidentes y rescates vehiculares en Antofagasta.

Depto de Prensa/Ivania Echavarría